Salvadoreños disfrutan de la seguridad del país y la pista del autodromo se ha llenado de carros de exhibición


Decenas de jóvenes se han dado cita en el Autodromo Internacional «El Jabali Oficial», para hacer rugir los motores en la actividad denominada «Noches de Echadas” en la que elevan al máximo la adrenalina sobre ruedas.

El rugido de los motores no deja duda de la potencia con que se desarrollan las carreras.

Esta es la oportunidad de medirse entre corredores. De esta forma se evitan las carreras clandestinas y se fomenta el deporte automovilístico en El Salvador.

Los autos competidores han “echado” a correr a la señal de arranque, contagiando la noche con pura adrenalina sobre ruedas en un ambiente sano, muy seguro y con las medidas necesarias de emergencia en caso de cualquier imprevisto.