¡Que no quede ninguna huella! Hoy se destruye el monumento a la corrupción que costó más de un millón de dólares durante la gestión del FMLN


Esta mañana, comenzaron los trabajos para quitar las esculturas que fueron construidas durante los gobiernos del FMLN y que muchos consideraban como un «monumento a la corrupción». La decisión busca dar paso a la creación de un nuevo espacio público en el derecho de vía del bulevar Monseñor Romero, en Antiguo Cuscatlán.

El Ministro Romeo Rodríguez expresó que este lugar no era visitado por nadie y que costó más de un millón de dólares, solo la muñeca. Además, citó al escultor original quien señaló que el monumento era tosco, rígido y presentaba defectos de anatomía y proporción. El Ministro destacó que el artista se sintió irrespetado, ya que la escultura no reflejaba su propuesta. Con esta acción, se busca revitalizar el espacio y dejar atrás la controvertida escultura.