PNC desmanteló una fábrica donde elaboraban 16 mil morteros y fueron decomisados 1200 morteros

El gobierno del Presidente Bukele tiene prohibida la venta de estos fuegos artificiales, que resultan peligrosos para las personas y dañinos para los animales; por eso se mantienen totalmente trabajando para favorecer a las personas y los animalitos que tanto sufren con estos sonidos.

Los mismos de siempre también se han negado a esto ya que ellos se oponen a todas las cosas buena que hace el gobierno; los salvadoreños aplauden a la PNC quienes realizan una impecable labor para sacar adelante al país entero.

Los salvadoreños están esperando las fiestas de navidad más seguras de la historia de El Salvador, y aparentemente las más civilizadas; contar con estos explosivos es ilegal y serán automáticamente decomisados por la PNC.