Motorista de la ruta 38-B le compró alimento a un perrito que lo acompañó durante todo un viaje


Un perrito que deambulaba en las calles se subió a una unidad del transporte colectivo. Era un microbús de la Ruta 38-B de Apopa.

El motorista no lo bajó* y lo dejó viajar y, al finalizar el recorrido, le compró comida.

«No anden abandonando los cachorros, no sean malos, no cuesta nada darles de comer», comentó el ejemplar motorista.