¿Por qué no lo hacen? EE. UU. se niega a «cruzar la línea» y evita mandar sus tropas a Ucrania

Aunque Estados Unidos ha condenado las acciones de Rusia en cada oportunidad, el presidente Joe Biden ha hecho todo lo posible para dejar en claro que las fuerzas estadounidenses no entrarán en Ucrania, que no es miembro de la OTAN, es una línea que el país norteamericano y otros aliados occidentales no han estado dispuestos a cruzar; ya que la entrada de su ejército en el conflicto tiene el potencial de desencadenar una guerra global.

Ante esto, el teniente general retirado Mark Hertling, analista militar y de seguridad nacional de CNN, dijo a What Matters el domingo: «La clave de la diplomacia es limitar el potencial de guerra. Si bien la guerra actual de invasión ilegal rusa en Ucrania es trágica, caótica y devastadora, sigue siendo un conflicto regional».

«Si la OTAN o EE.UU. enviaran tropas a Ucrania para ayudarlos a combatir a los rusos, la dinámica cambiaría a un conflicto multinacional con implicaciones globales potenciales debido al estatus de potencia nuclear tanto de EE.UU. como de Rusia. Debido a eso, EE.UU. y la OTAN —y otras naciones del mundo— están tratando de influir en el éxito de Ucrania y la derrota de Rusia brindando otro tipo de apoyo», mencionó Hertling.

Dicho apoyo, de parte de Estados Unidos, ha sido la autorización de fondo para asistencia militar. El último fue de $350 millones: y los anteriores fueron de $60 millones y $250 millones, con lo que el total durante el último año supera los mil millones de dólares, según un funcionario de la administración.

Por otra parte, contra Rusia, el país norteamericano y demás aliados, han sancionado duramente a los rusos, dirigidas a sus sectores bancario, aeroespacial y tecnológico. Estas sanciones promulgan penalizaciones en múltiples sectores, que incluyen: Congelación de activos para los bancos más grandes; Restricciones de deuda y capital en empresas críticas de minería, transporte y logística; y un esfuerzo a gran escala para cerrar el acceso a tecnología crítica para sectores militares e industriales rusos clave.

Además, EE. UU. y la Comisión Europea, junto con Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y Canadá, anunciaron que expulsarían a ciertos bancos rusos de SWIFT, la red de alta seguridad que conecta a miles de instituciones financieras en todo el mundo.

«Las sanciones, los bloqueos, la influencia económica, la construcción de alianzas contra las acciones de Putin y, al mismo tiempo, el suministro a Ucrania de armas y otra ayuda, con suerte, evitarán escaladas y consecuencias mundiales no deseadas», aseguró Hertling.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *