¡Dios salve al Rey! Carlos III es el nuevo monarca de Inglaterra

En el Palacio de Saint James en Londres, el príncipe Carlos Felipe Arturo Jorge se convirtió oficialmente en el rey Carlos III, proclamado por el Consejo de Ascensión. El monarca prestó juramento durante una elaborada y tradicional ceremonia, que no se había llevado a cabo en más de siete décadas.

«El príncipe Carlos Felipe Arturo Jorge se convierte ahora, por la muerte de nuestra señora soberana de feliz memoria, en nuestro rey Carlos III. ¡Dios salve al rey!», proclamó el consejo antes de que el propio monarca fuese llamado a la sala.

Durante el acto, que fue televisado por primera vez en la historia, las banderas que se habían bajado a media asta en duelo por el fallecimiento de la reina Isabel se izaron de nuevo para celebrar al nuevo rey.

«Me esforzaré por seguir el ejemplo inspirador que se me ha dado al defender el gobierno constitucional y buscar la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas Islas y de los Reinos y Territorios de la Commonwealth en todo el mundo», expresó el rey Carlos III.

Su ascenso a la corona, mucho menos popular que su madre, abre un período delicado para una monarquía que enfrenta múltiples retos, desde el deseo de distanciamiento de algunos países de la Commonwealth (Mancomunidad Británica) hasta las críticas a su pasado colonial y esclavista.

Además, el país, que ha visto pasar cuatro primeros ministros en seis años, sufre una de sus peores crisis económicas de las últimas décadas, así como divisiones provocadas por el Brexit y los deseos de independencia en Escocia e Irlanda del Norte. Pero, ovacionado por miles de personas a su llegada a Londres el viernes, el nuevo rey podría estar empezando a ganarse los corazones de algunos británicos.

Cabe destacar que, Carlos se convirtió en rey inmediatamente después de la muerte de su madre, la reina Isabel II, pero no fue hasta este sábado cuando su nuevo rol fue oficialmente confirmado.