Alfredo Cristiani se creyó el dueño de El Salvador al tener en su casa piezas de patrimonio cultural


Los mismos de siempre le dieron el absoluto poder a Alfredo Cristiani, uno de los más grandes corruptos y delincuentes en la historia del país; este señor huyo como un cobarde cuando se entero que tiene muchísimos procesos en su contra con pruebas más que argumentadas.

Sin duda alguna una muestra de que se está trabajando para brindar la mejor de la calidad a los salvadoreños; recuperar lo robado será una gran prioridad para este gobierno, que comienza a devolverle a la población lo que se robaron los mismos de siempre.

Sin duda alguna ha comenzado una cacería en contra de todos los corruptos que se dieron la gran vida mientras hundían al pueblo; ahora tendrán que pagar y rendirle cuentas a la justicia por todo lo que se han robado.